Opengarden.es utiliza cookies para mejorar la experiencia de los usuarios. Al navegar en el sitio web estará consintiendo el uso de las cookies.
icono exit

Aloe vera la planta que cura - Opengarden

El Aloe vera es una planta perenne, crece en climas tropicales, en terrenos arenosos y áridos; tiene la capacidad de conservar el agua de lluvia, lo que le permite sobrevivir largos periodos en condiciones de sequía; esto unido a su aspecto la asemejan a un cactus. Su nombre científico es...


...Aloe barbadensis, desde la antigüedad se le aplicó la designación "vera", palabra latina que la identificaba como la medicina popular más eficaz que se conocía.

Originariamente crecía de forma natural en la India, pero actualmente es conocida y cultivada en todo el mundo. Los chinos fueron los primeros en utilizarla y se sabe que formaba parte de las curas de belleza diarias de Cleopatra.

Se cree que Alejandro Magno llevó a cabo la conquista de Socotora, isla situada al sur de Arabia, tan solo por su riqueza en Aloes. Fueron precisamente los franciscanos españoles quienes llevaron el Aloe a América en el siglo XVI, donde al igual que en España es conocido con el nombre común de Sábila.

A lo largo del siglo XX la farmacia moderna propició un abandono progresivo del uso de las plantas medicinales, pero tras la 2ª Guerra Mundial se redescubrió su gran poder terapéutico al comprobarse los sorprendentes efectos que tenía sobre las graves quemaduras sufridas por las víctimas de Hiroshima y Nagasaki.

Composición y propiedades


Se trata de una planta muy rica en vitaminas, minerales, aminoácidos y enzimas; se conocen más de 75 compuestos en su composición, todos ellos descritos científicamente.


- Vitaminas:

- Minerales y oligoelementos: 

- Aminoácidos: Esenciales y no esenciales 

- Enzimas:

- Polisacáridos: 

- Ácido caprílico:

- Compuestos antibióticos.


Las propiedades más conocidas del Aloe vera son las relacionadas con el cuidado de la piel, la pulpa fresca de sus hojas tiene efecto hidratante, y cicatrizante, pero las virtudes de esta planta van más allá, ya que tiene acción antialérgica, desinfectante, coagulante, antiinflamatoria, laxante, analgésica (que calma el dolor), emoliente(que ablanda) y colerética (que estimula la producción de bilis), de manera que nos encontramos ante una planta con múltiples aplicaciones medicinales, muchas de ellas probablemente aún sin descubrir.


Usos y aplicaciones

1-Uso externo


Consiste en la aplicación directa de la pulpa triturada de hojas de Aloe, para ello basta con hacer un corte longitudinal en la hoja y extraer la pulpa verde y carnosa que se emplea en fresco.


Protege y regenera la piel; hidrata, absorbe el exceso de grasa (acción astringente) alisa las arrugas y contribuye a borrar las manchas solares. En resumen resulta un completo remedio "antiedad" indicado para combatir el acné.También resulta muy eficaz y refrescante como loción para después del afeitado y de la depilación. 


2- Uso interno


Consiste en beber de forma regular jugo de hojas de Aloe, en este caso es importante obtenerlo sólo de la pulpa evitando el sérver o aloína.


Facilita la digestión. Resulta efectivo en el tratamiento de úlceras gastrointestinales 
Actúa como antiinflamatorio en procesos artríticos y reumáticos a la vez que calma el dolor.

 

Cultivo y mantenimiento


El Aloe vera puede cultivarse fácilmente en maceta teniendo cuidado de proporcionarle un buen drenaje, para ello se rellena el fondo del recipiente con grava, se planta en una mezcla de tierra vegetal y turba, se coloca en un lugar cálido y soleado y se mantiene sin riego durante dos semanas. Es fundamental protegerlo de las heladas y regarlo con moderación.


Las plantas adultas crían hijos laterales que pueden separarse fácilmente cuando alcanzan medio palmo de altura.

 
Visto 1390 veces