Opengarden.es utiliza cookies para mejorar la experiencia de los usuarios. Al navegar en el sitio web estará consintiendo el uso de las cookies.
icono exit

Navidades Ecológicas

Navidades EcológicasBola de Navidad

 
 
Las navidades son fiestas muy bonitas, porque nos reunimos con nuestros seres más queridos, pero también son celebraciones en las que el consumismo se apodera de las personas. Esas ganas de gastar dinero y la poca conciencia medioambiental, que muchos no tenemos, deben desaparecer para intentar pasar una festividad navideña en la que prime el respeto a la naturaleza y se reciclen los desechos que aumentan en estas fechas.
Las plantas navideñas, los adornos, centros de mesa y luces típicas de la Navidad, son el conjunto que forman la decoración de nuestro hogar. Para que todo luzca perfecto y colorido se pueden utilizar materiales reciclados, luces de bajo consumo, centros de mesa con plantas que tengamos en el jardín y especies que no sean arrancadas de la naturaleza.
 
 
Árbol natural o artificial
El clásico abeto es ya un símbolo navideño difícilmente sustituible por otra especie vegetal. En contra de lo que la gran mayoría piensa, la adquisición de un árbol natural es una decisión más acertada desde el punto de vista ecológico que la compra de un árbol artificial, cuyo reciclaje es bastante costoso y complicado.
Para que el árbol natural luzca perfecto sólo hay que situarlo lejos de la calefacción y regarlo con cierta frecuencia. Eso sí, deden adquirirse en viveros especializados y en establecimientos que den unas mínimas garantías de la procedencia del árbol.
 
 
Plantas navideñas
El acebo, el musgo y el muérdago también se vinculan a las fechas navideñas. Las tres especies son ideales para la decoración del hogar en general, y del Belén en particular. Deben adquirirse en centros que comercialicen productos cultivados específicamente para este uso y que no hayan sido arrancados de su hábitat natural de forma ilegal.
La Poinsetia es la planta navideña por excelencia, que decora millones de hogares europeos y americanos. Es habitual disfrutar de su combinación cromática de rojos y verdes, que se necesita para atraer la buena suerte sobre todas las casas adornadas con estas plantas.
 
 
Ahorra energía en Navidad
Son muchos los hogares que utilizan una gran cantidad de adornos con luces en esta época navideña, que suponen un continuo despilfarro. Para remediar este problema que destruye poco a poco el planeta, conviene usar bombillas de bajo consumo, micro-bombillas o módulos que reducen un tercio el consumo eléctrico pero no la decoración.
También, otra medida que puede ser muy útil es limitar las horas de encendido, es decir, que las luces estén brillando en los momentos especiales, y no todo el día y toda la noche.
 
 
Recicla al final de las fiestas
Cuando la Navidad llega a su fin es el momento de recoger, guardar los adornos y tirar todos los desperdicios. Todos los años, podemos ver los cubos de basura y sus alrededores llenos de papel de regalo, cajas de juguetes y de comida, por lo que debemos hacer una reflexión y pensar que todos esos restos navideños deben ser reciclados y depositados en los respectivos contenedores.
Además, en muchas ocasiones el papel de envolver está en buen estado, aprovéchalo para la próxima vez que tengas que hacer un obsequio. Las cajas de los juguetes utilízalas para guardar cosas, los restos de comida vegetales puedes usarlos para realizar compost y abonar posteriormente tus plantas, pero sobre todo, no tiréis nada que pueda ser aprovechado.
 
Visto 1012 veces