Opengarden.es utiliza cookies para mejorar la experiencia de los usuarios. Al navegar en el sitio web estará consintiendo el uso de las cookies.
icono exit

Abona solo lo necesario

Controlar el aporte de nutrientes es básico para la salud de nuestras plantas. Un exceso en el abono es igual o más perjudicial que la carencia. Para saber cuál es tu caso fíjate en los siguientes síntomas:

 

-si las hojas amarillean y se caen

 

-los tallos se hacen muy altos aunque crecen frágiles

 

-si la planta ha generado muchas hojas y pocas flores

 

Si te pasa todo esto… ¡ES QUE TE HAS PASADO CON EL ABONO!

 

Sin embargo, si las hojas pierden color y luminosidad, si la planta se debilita y no crece… ¡ES QUE NECESITA UN APORTE DE NUTRIENTES URGENTE!

 

En temporada de crecimiento es habitual abonar cada 2 o 3 semanas.

 

Visto 327 veces