Opengarden.es utiliza cookies para mejorar la experiencia de los usuarios. Al navegar en el sitio web estará consintiendo el uso de las cookies.
icono exit

Cava para acabar con los charcos

Un charco recurrente evidencia un claro problema de drenaje, que probablemente tenga su origen en una capa impermeable de greda, marga o arcilla bajo la superficie. Para hacerlo desaparecer tienes que traspasar esa zona y facilitar el acceso del agua hasta las profundidades del terreno, o conducir el líquido hasta una zona de desagüe. La manera más sencilla es cavar una zanja de unos 40 cm de profundidad y extender al fondo una capa de grava gruesa. Coloca una de arena sobre ésta y luego añade la tierra extraída.

 

Visto 377 veces