Opengarden.es utiliza cookies para mejorar la experiencia de los usuarios. Al navegar en el sitio web estará consintiendo el uso de las cookies.
icono exit

Cómo quitar polvo de las hojas

No sólo las plantas de exterior pueden ensuciarse de polvo por culpa de las partículas que hay en suspensión en el aire. El polvo también puede acumularse en el follaje de las plantas de interior: reduce la cantidad de luz absorbida e impide la correcta fotosíntesis. Te explicamos cómo debes limpiar cada tipo de hoja. Hazlo al menos cada dos semanas.

 

1.Grandes y cerosas. Cepilla el polvo y frota suavemente con una esponja humedecida en una solución de agua y jabón ne

 

 

 

2.Pequeñas. Resulta complicado lavarlas por separado, por eso lo mejor es pulverizarlas y sacudir a continuación las gotas que resbalen.

 

 

 

3.Coriáceas. Pulverízalas con agua jabonosa o frótalas suavemente con una esponja humedecida en esta solución. Sécalas para abrillantarlas.

 

 

 

4.Vellosas. No las laves ni las pulverices con agua, frótalas con un cepillo de cerdas suaves. Algunas, como la saintpaulia, no se deben tocar. 

 

 En los jardines de césped artificial también puede acumularse polvo, pero basta con pasar una manguera con agua. La ventaja que tenemos es que no hay problemas con la fotosíntesis, como pasaría con el césped natural, y tampoco dificultades con la cantidad de luz absorbida.

 

Visto 356 veces