Opengarden.es utiliza cookies para mejorar la experiencia de los usuarios. Al navegar en el sitio web estará consintiendo el uso de las cookies.
icono exit

Cuatro remedios antisequía

Toma nota porque estas ideas son válidas tanto si te vas de vacaciones como para casas donde en verano se alcanzan temperaturas demasiado altas. Con estos cuatro métodos mantendrás a tus plantas fresquitas e hidratadas, y además, ahorrarás tiempo cada día al no tener que regarlas tanto. Estas ventajas que se plantean para las plantas suponen también puntos favorables para un césped que es artificial, puesto que aunque te vayas de vacaciones dos meses fuera de casa y nadie se encargue del jardín, no hará falta regar ni mantener la hierba hidratada ni fresca.

 

1. Coloca unas mechas de seda de manera que un cabo esté dentro de un cubo con agua y el otro vaya hasta una maceta.

 

2. Introduce las macetas dentro de un barreño grande, y mete entre los huecos que quedan entre los recipientes, unas toallas empapadas de agua.

 

3. Dispuestas las macetas como en el apartado 2, sustituye las toallas por un acolchado humedecido, como corteza, turba, etc.

 

4. Coloca un plástico encima de cada maceta y sujétalo a la base. Practica varios agujeros en él para así favorecer la ventilación.

 

Visto 303 veces