Opengarden.es utiliza cookies para mejorar la experiencia de los usuarios. Al navegar en el sitio web estará consintiendo el uso de las cookies.
icono exit

¡Cuidado con este nenúfar!

Cuando hablamos de nenúfares sabemos que lo hacemos de plantas con un encanto especial, capaces de atraer la atención de aficionados y profanos en la materia, al tratarse de acuáticas que se asocian con estampas idílicas y llenas de romanticismo, por ejemplo, en el césped de hierba artificial. A la Nymphaea mexicanase le pueden asociar todos estos adjetivos, ya que es una planta muy atractiva, que nos sorprende con unas hermosas floraciones de color amarillo, pero debemos conocer y controlar su carácter invasivo.

 

Las altas temperaturas favorecen su reproducción y propagación, ganando superficie sobre la lámina de agua y tupiendo todo el espacio en las zonas de poca profundidad. Esta especie, originaria de México. En principio, no es una planta peligrosa ni por contaminación ni por toxicidad, pero la falta de control sobre ella y su potente propagación pueden provocar alteraciones en el ecosistema por la falta de luz en el fondo del cauce a consecuencia de la tupida manta vegetal que no deja pasar los rayos del sol. En diversas zonas de España está siendo un problema su control e imposible su erradicación.

 

Es importante que se conozcan las consecuencias de la propagación de este tipo de plantas alóctonas, que desplazan a las autóctonas y acaban provocando desequilibrios en el medio natural. No debemos sucumbir a la tentación de utilizarlas para su propagación en otros ríos y charcas por el simple hecho de su belleza o su facilidad de obtención en los ríos, pues estaríamos contribuyendo al desorden de nuestra flora. Se han dado casos de detección de venta de estas variedades en floristerías y viveros por desconocimiento de sus consecuencias y de su regulación normativa, por lo que si vas a comprar acuáticas para tu estanque, recuerda que en España está prohibido el uso de esta especie en el medio natural.

  

Visto 761 veces