Opengarden.es utiliza cookies para mejorar la experiencia de los usuarios. Al navegar en el sitio web estará consintiendo el uso de las cookies.
icono exit

Despeja las zonas de paso

Seguramente las borduras del jardín han pegado tal estirón que, al pasear entre ellas, alguna vez te has pinchado con la rama larga de un rosal o de un espino. Si esto pasa, es que no estás pendiente de su crecimiento. Tijera en mano, dedícate a cortar todo lo que sobresalga, ya que este tipo de poda, llamada de contención, no afecta para nada la planta, y embellecerá el jardín. Se verá un césped artificial perfectamente uniforme y con un aspecto natural, y las plantas de alrededor bien cortadas y alienadas.

 

Visto 578 veces