Opengarden.es utiliza cookies para mejorar la experiencia de los usuarios. Al navegar en el sitio web estará consintiendo el uso de las cookies.
icono exit

Endoterapia, ausencia de productos químicos en los jardines

Cada vez se exige más seguridad e inocuidad en los tratamientos contra plagas. En los parques y jardines públicos no se debería tratar con productos pulverizados o que puedan permanecer en el ambiente o en la tierra. Niños y animales los más perjudicados.

  

Como una inyección, ese es el modo de aplicar la materia activa a la planta. De esta manera, solo se verán afectados los insectos que coman del árbol y no de forma no selectiva como ocurre con muchos insecticidas de amplio espectro. Conservamos la biodiversidad y no tenemos el peligro de que los niños o los animales entren en contacto con los productos. Si tuviéramos césped artificial no habría problema con la pulverización de productos químicos, por qué no harían falta, ni tan solo el sistema de endoterapia: no habría plagas que matar.

  

Sí que requiere la aplicación por parte de un técnico, en grandes árboles lleva empleándose este método varios años con gran éxito en oídio en plátanos, barrenadores, galeruca del olmo y, sobretodo, lo más importante: en procesionaria del pino.

 


Ha sido vital la aplicación de esta técnica, puesto que en muchos colegios hay pinos en el patio, se hace casi imposible la aplicación de productos sin que puedan afectar a los niños, pues la época de aplicarlos coincide con la escolar, y, además, si  no se tratan, los gusanos son también muy peligrosos. La endoterapia ha surgido como la mejor solución, se aplica en la época adecuada y tiene casi un 100% de efectividad.

 


El resultado: árboles sanos, ausencia de productos químicos en zonas transitadas y conservación de la biodiversidad.

  

Visto 223 veces