Opengarden.es utiliza cookies para mejorar la experiencia de los usuarios. Al navegar en el sitio web estará consintiendo el uso de las cookies.
icono exit

JARDINES SIN QUIMICOS: Cómo matener malas hierbas y plagas a raya

Según el lugar donde vivas y trabajes, es probable que estés expuesta a muchos

químicos naturales y fabricados por el hombre en jardines y parques. Las sustancias

químicas se usan para matar insectos, mantener el verde de los parques y favorecer el

crecimiento de las flores.

Las investigaciones permiten sugerir, con cierta certeza, que a ciertos niveles de

exposición alguna de las sustancias químicas de estos productos pueden causar

alergias y otras enfermedades en las personas.

A casi ningún jardinero le gusta tener malas hierbas en su jardín. Sin embargo, aunque

sean un problema muy fastidioso, no tiene porqué recurrir al uso de herbicidas

químicos. Prácticamente todos los problemas de malezas en el césped se deben a un

manejo inapropiado del jardín. Las malas hierbas también pueden eliminarse de una

forma más respetuosa.

Los dientes de león, las ortigas y otras malas hierbas suelen ser invitados no

deseados en los jardines, ya que pueden competir con las plantas ornamentales en la

obtención de nutrientes, luz y agua. Estas plantas son unas supervivientes natas, ya

que pueden adaptarse perfectamente a las condiciones específicas del hábitat en

cuestión. Suele ser más fácil prevenir las malas hierbas si sabe qué tipo de tierra

prefiere este tipo de plantas.Cada día más gente prefiere los jardines ecológicos a los

tradicionales, debido a su mayor consideración por el medio ambiente y sus mejores

resultados.

  1. plagas más comunes son Pulgones, Cochinillas, Araña roja, Mosca blanca,

Orugas y Mariposa africana del geranio. En general, las especies autóctonas son más

resistentes a las plagas y enfermedades que lasespecies exóticas.

Los remedios caseros gozan de una larga tradición entre los jardineros ecológicos,

que han tenido que ser muy creativos para encontrar formas de combatir los insectos y

las enfermedades de sus jardines y huertos sin ayuda de productos químicos.

1. Espolvorea ceniza de chimeneas, asadores, etc.,  sobre la tierra de tu jardín para

repelar orugas, chinches y pulgones.

2. Si tienes demasiados insectos en tu jardín, recuerda que no todos son malos: las

abejas, lombrices y arañas contribuyen a la salud de los espacios verdes, puedes

espolvorear tierra de diatomea sobre la zona con el mayor problema, como sería un

nido de hormigas.

3. Hormigas: hay varias maneras de lidiar con una plaga de este tipo, pero la más

sencilla es un repelente a base del fruto del paraíso: tritúralo y macéralo por 15

días, disuelve el producto en agua y riega la tierra cerca del nido con él.

4. El mejor repelente de moscas blancas y pulgones es muy sencillo de preparar. La

receta: 6 dientes de ajo licuados con un litro de alcohol fino y 1 litro de agua.

Puedes colar la solución y congelarla (para después pulverizarla y aplicarla a la

zona afectada) o simplemente rociarla sobre las plantas y la tierra.

5. La ortiga fermentada (100 gramos de la planta por cada litro de agua) es ideal para

combatir plagas de pulgones y arañuelas. Rocía sobre las ramas y hojas de tu

jardín.

6. Prevención de enfermedades e insectos: rocía los troncos de tus árboles y plantas

con agua de cebolla. Para prepararla debes hervir 50 gramos de hojas y bulbos de

cebolla por cada litro de agua por 10 minutos, dejar que se enfríe y aplicar el líquido

a tu jardín.

7. Una infusión concentrada de manzanilla (50 gramos por litro de agua) puede ser

utilizada para repelar hongos e insectos chupadores. Se aplica sin diluir sobre las

plantas.

8. La infusión de ruda (90 gramos por 1 litro de agua) fermentada por 10 días es ideal

para combatir pulgones, mientras que persista el problema debes aplicar el líquido

cada 3-4 días.

9. Usa una infusión de lavanda (300 gramos por litro de agua) para repelar insectos y

hongos, después de hervir la infusión hasta que se reduce a 1/3 debes licuarla y

esparcirla sobre tus plantas.

Incluso los remedios caseros ecológicos requieren cuidados y atención por sus

efectos. En general, debemos usar cada spray lo menos posible, y utilizarlos de

manera responsable.

El cuidado y desarrollo óptimo de un jardín ecológico engloba tres premisas básicas: el

aprovechamiento del agua y las fuentes luminosas, el no exterminio de insectos y la

alimentación natural del sustrato.

La jardinería es una práctica muy satisfactoria y una tarea creativa. Además de la

afición preferida de muchos amantes de la naturaleza. Hacer de ese espacio un lugar

privilegiado en tu vivienda con pequeñas incorporaciones ecológicas resultará todo un

reto.

Visto 628 veces