Opengarden.es utiliza cookies para mejorar la experiencia de los usuarios. Al navegar en el sitio web estará consintiendo el uso de las cookies.
icono exit

Macetas para la pared

A veces queremos que el césped artificial reluzca en nuestro jardín con totalidad de espacio, evitando poner objetos encima, como las macetas de las plantas (por estética, porqué se puede dañar…). Una posible solución es buscarles a esas macetas un lugar dónde no estorben, como en la pared. El proceso para colocar las macetas en la pared es tremendamente sencillo. Lo primero que debemos de hacer son unos agujeros en los bloques de hormigón, y en estos agujeros, introducir unos tacos, para posteriormente poder colocar en ellos unos tiestos. Estos tiestos que utilizaremos, tienen la parte trasera plana, para poder adaptarse perfectamente a la pared. Podemos colocar macetas de diferentes colores y materiales. Y las podemos poner a diferentes alturas, según el gusto de cada uno, para decorar la pared de la manera que nos apetezca más.

 

Después de la colocación de las macetas para la pared, plantamos los distintos tipos geranios en ellas, por ejemplo, utilizando un sustrato hidrocontrol que nos reducirá hasta un cuarenta por ciento la frecuencia de riego, porque la capacidad de absorción de este tipo de sustrato es altísima.

 

El riego es quizás lo más engorroso de hacer en este tipo de plantaciones hechas en pared, por eso utilizando este sustrato, nos vamos a ahorrar mucho trabajo. Para finalizar también podemos plantar tagetes y dimorfotecas delante de una palmera. De esta manera, convertiremos un sencillo jardín en un jardín lleno de plantas y flores muy colorido.

 

Visto 491 veces