Opengarden.es utiliza cookies para mejorar la experiencia de los usuarios. Al navegar en el sitio web estará consintiendo el uso de las cookies.
icono exit

Plantar un boj puede ser una idea óptima para aquellos que no tengáis tiempo para muchos cuidados, al igual que tomar la decisión de instalar césped artificial en el jardín: ahorra tiempo, mantenimiento, cuidado, agua y dinero.

 

El boj es una planta muy resistente y fácil de cultivar que no exige muchos trabajos.  Además, la forma del boj puede ser diversa y variada, desde una simple columna a la forma de un gato. Y podemos elegir entre más de 80 variedades.

Si tenéis un espacio dónde no sabéis que poner, el boj es ideal. Podéis colocarlo tanto al sol como a la sombra. Lo único que tendréis que tener en cuenta es que es mejor que el suelo sea rico en cal.

 

Podemos colocar este pequeño arbusto  en macetas para terrazas y balcones y puede llegar a convertirse en el favorito de vuestro edén.

 

Es cierto que un buen rociado puede ayudar a tus plantas a mitigar el calor, pero hay algunas que no lo toleran. Ficus elástica, diefenbaquia, costilla de Adán, bromeliáceas y palmeras lo agradecerán seguro. Pero no lo harán las especies de hoja vellosa, como violeta africana, gloxinia o ginura, que se estropearán si se humedecen, ni tampoco las de flores delicadas, ni las crasas o semicrasas como sanseviera, portulaca o pandanus. Busca otros sistemas para refrescar el ambiente, como situarlas sobre una bandeja llena de agua y gravilla o pequeños cantos rodados, o instalar cerca un humidificador.

 

A continuación te resumimos las tareas de jardinería de junio, el mes en el que tendremos que regar cada mañana y añadir abono al riego. Con la instalación de césped artificial las tareas en el jardín son mucho menores, cosa que se agradece aún más durante los meses de calor.

 

Plantas de interior y exterior 

 

En junio podemos llenar nuestra casa y jardín con una gran variedad de plantas de temporada: tagetes, alegrías de la casa, begonias, cóleos, petunias, geranios, plantas suculentas… Las rosas se encontrar hermosas y para que estas duren habrá que cortar a menudo las flores secas. Tendremos especial cuidado con las plagas y enfermedades que durante el verano se intensifican como el pulgón, la araña roja o el oidio, unas manchas blancas que aparecen en las hojas. 

 

Césped 

 

Para evitar que el césped adquiera un tono marrón necesita agua cada día, bien sea de la lluvia o regándolo cada mañana. Durante la primavera y el verano el césped crece con fuerza por lo que necesitarás cortarlo cada semana, aunque nunca más de un tercio de las hojas. El fertilizante lo añadiremos los días menos calurosos y deberá ser específico para césped. Empléalo según las instrucciones del fabricante. Cuidado con los hongos en el césped, se previenen pulverizando una vez al mes con un fungicida. 

  

Por norma general en a partir de este mes será necesario regar cada mañana las plantas de exterior, la huerta y el jardín. Sin embargo, las plantas de interior se conformarán con un riego cada dos o tres días. Esto es la norma para un mes de junio estándar, con temperaturas cada vez más elevadas y menos cantidad de lluvia, aunque tendremos que tener precaución de no regar en exceso y ante la duda, mejor saltarse algún aporte. 

  

Este mes tendremos que abonar tanto las plantas de interior como las de exterior, la huerta o el jardín al encontrarnos ante una época de crecimiento. Por ejemplo, tendremos que abonar todos los rosales una vez al mes e incorporar fertilizante líquido a nuestras plantas de interior. Para potenciar las flores optaremos por un abono rico en fósforo y potasio y para plantas verdes, uno rico en nitrógeno. 

  

Vuelven los meses de poda tras el descanso primaveral. Así, este mes de junio podemos realizar los pinzamientos a los árboles ornamentales y la poda de formación y eliminación de chupones de los arbustos. Por otro lado, podemos aprovechar para reducir el volumen de las plantas trepadoras y dar forma a los setos con una poda de formación y mantenimiento. También podemos aprovechar para quitar las hojas secas de las palmeras.

 



Más info:

http://www.hogarutil.com/jardineria/mantenimiento/jardin/201306/tareas-jardineria-junio-20237.html#ixzz3581BFJMl/

Si prescindes de los tutores en un macizo, te arriesgas a que por el peso de las flores, el paso de mascotas o el viento, las matas se tumben y se estropeen. Tampoco queremos que en lugar de flores sólo veas una masa de estacas entremedio del jardín del césped artificial. Lee qué hacer:

 

Clava unas 5 cañas delgadas alrededor de cada mata. Hazlo antes de que alcance su altura final.

 

Con unas tijeras, iguala la altura de las cañas: la misma que las plantas en ese momento.

 

Rodea las cañas con un cordel, atándolo a cada una. Refuerza la fijación con otro cordel más abajo.

 

Por su abundante floración de color rosa, que atrae a multitud de mariposas, no te puedes resistir a este ejemplar que llenará de color tu jardín desde finales del verano hasta buena parte del otoño. Resulta una buena elección si no se tiene césped artificial porque, además, si plantas la especie espectabile, necesita muy poca agua. Eso sí, plántalo en un suelo bien drenado y con una exposición a pleno sol. Con estos cuidados puede llegar a alcanzar los 40 cm de altura y, además, lo puedes reproducir mediante esquejes.

 

La naturaleza nos brinda una infinidad de especies de plantas y flores para apreciar. Entre tan amplia variedad, se encuentran LAS SUCULENTAS, plantas de gran atractivo, con una inmensa variedad de formas particulares, texturas y colores  que siempre llaman la atención. Son muy decorativas y con ellas se pueden crear rincones vistosos en cualquier ambiente, por ejemplo, en un jardín de césped artificial.

 

Las plantas suculentas son una buena alternativa para incorporar al hogar, con ellas es posible crear ambientes llenos de color y encanto, muchas se pueden cultivar en casa. Entre tan amplia variedad de ejemplares, podemos elegir aquellas plantas que más nos agraden y que mejor se adecuen al espacio disponible tanto en el interior como en el jardín.

 

Son una opción muy atractiva para la decoración de distintos puntos del  jardín, como también de patios o terrazas. La combinación de diferentes plantas suculentas, su frescura y su atractivo natural, dan una belleza sin igual a estos espacios. Plantadas directamente en tierra, así como en macetas, añaden un toque diferente a la decoración, dando forma a un sinfín de bellas composiciones.

 

Los caracoles y babosas esconden bajo esa apariencia insignificante un hambre voraz, convirtiéndolos en una plaga muy molesta que puede llegar a DESTROZAR UNA PLANTA EN POCAS HORAS.En un jardín con césped artificial las plagas de estos animales son muy reducidas, así que no nos causarán tantos problemas. Aun así, vamos a ver que remedios podemos usar en caso que aparecieran.

 

 Se benefician de lugares húmedos y oscuros, y su objetivo predilecto son las plantas jóvenes y tiernas. Existen una gran variedad de animales depredadores como escarabajos, serpientes, sapos... que se alimentan de ellos. Si los caracoles invaden tus plantas aconsejamosquitarlos uno a uno con la mano, será mucho más natural que cualquier otra opción. Sin embargo, muchas veces esto no es suficiente.

 

 Un truco muy bueno para combatir caracoles y babosas es la utilización de SAL alrededor de macetas y planteros o, si las plantas están sobre tierra, cavar una zanja y colocar un plástico con sal en su interior, evitando que la sal entre en contacto con la tierra. Estos moluscos son muy SENSIBLES A LA DESHIDRATACIÓN, así que la sal actuará de forma efectiva.

 

Otra manera de evitar este tipo de plagas es colocar un tarro de cristal en un agujero cerca de la planta o la zona que queremos proteger y llenar el tarro con cerveza. De esta manera, durante la noche, los caracoles y babosas se sentirán atraídos por el olor de la cerveza y se acabarán ahogando en el tarro. Por último, a los caracoles no les gusta andar sobre cáscaras de huevo rotas o conchas, si los colocas cerca de tus plantas o en las macetas conseguirás que no se acerquen a ellas. 

 

Disimular esos rincones que tan poco nos gustan es posible con las PLANTAS DE FOLLAJE GIGANTE como la monstera, el ficus, el banano, la kentia o la areca. Pero no solo podemos disimular los rincones en nuestro jardín de césped artificial, también podemos hacerlo dentro del hogar. Necesitan bastante espacio para desarrollarse, inconveniente que podemos transformar en virtud si sabemos aprovecharlo, por ejemplo, usándolas para crear puntos de interés en zonas aburridas o apagadas de la casa, o disimulando con ellas rincones deslucidos o antiestéticos. Un pilar, un saliente, cables… quedarán ocultos detrás de las macetas, que tienen que ser también voluminosas. Se mantienen con riegos y pulverizaciones regulares, aportes de abono periódicos y cambios de sustrato un par de veces al año.

 

El Aloe vera es una planta perenne, crece en climas tropicales, en terrenos arenosos y áridos; tiene la capacidad de conservar el agua de lluvia, lo que le permite sobrevivir largos periodos en condiciones de sequía; esto unido a su aspecto la asemejan a un cactus. Su nombre científico es...


...Aloe barbadensis, desde la antigüedad se le aplicó la designación "vera", palabra latina que la identificaba como la medicina popular más eficaz que se conocía.

Originariamente crecía de forma natural en la India, pero actualmente es conocida y cultivada en todo el mundo. Los chinos fueron los primeros en utilizarla y se sabe que formaba parte de las curas de belleza diarias de Cleopatra.

Se cree que Alejandro Magno llevó a cabo la conquista de Socotora, isla situada al sur de Arabia, tan solo por su riqueza en Aloes. Fueron precisamente los franciscanos españoles quienes llevaron el Aloe a América en el siglo XVI, donde al igual que en España es conocido con el nombre común de Sábila.

A lo largo del siglo XX la farmacia moderna propició un abandono progresivo del uso de las plantas medicinales, pero tras la 2ª Guerra Mundial se redescubrió su gran poder terapéutico al comprobarse los sorprendentes efectos que tenía sobre las graves quemaduras sufridas por las víctimas de Hiroshima y Nagasaki.

Composición y propiedades


Se trata de una planta muy rica en vitaminas, minerales, aminoácidos y enzimas; se conocen más de 75 compuestos en su composición, todos ellos descritos científicamente.


- Vitaminas:

- Minerales y oligoelementos: 

- Aminoácidos: Esenciales y no esenciales 

- Enzimas:

- Polisacáridos: 

- Ácido caprílico:

- Compuestos antibióticos.


Las propiedades más conocidas del Aloe vera son las relacionadas con el cuidado de la piel, la pulpa fresca de sus hojas tiene efecto hidratante, y cicatrizante, pero las virtudes de esta planta van más allá, ya que tiene acción antialérgica, desinfectante, coagulante, antiinflamatoria, laxante, analgésica (que calma el dolor), emoliente(que ablanda) y colerética (que estimula la producción de bilis), de manera que nos encontramos ante una planta con múltiples aplicaciones medicinales, muchas de ellas probablemente aún sin descubrir.


Usos y aplicaciones

1-Uso externo


Consiste en la aplicación directa de la pulpa triturada de hojas de Aloe, para ello basta con hacer un corte longitudinal en la hoja y extraer la pulpa verde y carnosa que se emplea en fresco.


Protege y regenera la piel; hidrata, absorbe el exceso de grasa (acción astringente) alisa las arrugas y contribuye a borrar las manchas solares. En resumen resulta un completo remedio "antiedad" indicado para combatir el acné.También resulta muy eficaz y refrescante como loción para después del afeitado y de la depilación. 


2- Uso interno


Consiste en beber de forma regular jugo de hojas de Aloe, en este caso es importante obtenerlo sólo de la pulpa evitando el sérver o aloína.


Facilita la digestión. Resulta efectivo en el tratamiento de úlceras gastrointestinales 
Actúa como antiinflamatorio en procesos artríticos y reumáticos a la vez que calma el dolor.

 

Cultivo y mantenimiento


El Aloe vera puede cultivarse fácilmente en maceta teniendo cuidado de proporcionarle un buen drenaje, para ello se rellena el fondo del recipiente con grava, se planta en una mezcla de tierra vegetal y turba, se coloca en un lugar cálido y soleado y se mantiene sin riego durante dos semanas. Es fundamental protegerlo de las heladas y regarlo con moderación.


Las plantas adultas crían hijos laterales que pueden separarse fácilmente cuando alcanzan medio palmo de altura.