Opengarden.es utiliza cookies para mejorar la experiencia de los usuarios. Al navegar en el sitio web estará consintiendo el uso de las cookies.
icono exit

¿Tiene tu césped un aspecto blanquecino?

Quizá, lo estás segando húmedo, lo que produce mordiscos o desgarros en los tallos, que se deshilachan en sus puntas y da lugar a ese aspecto general. Lo más acertado es pasar el cortacésped antes de regar y con la superficie lo más seca posible. De esta manera no sólo conseguirás cortes limpios, sino que evitarás, además, que no se hundan las ruedas de la máquina en el suelo, produciendo surcos. Realiza los recortes con la cuchilla bien afilada, a última hora de la tarde, cuando remite el calor, y aprovecha para hidratar después la pradera. Con el césped artificial, en cambio, tu jardín siempre tendrá un aspecto sano, con el tono verdoso que le corresponde y sin tener que dedicar tanto tiempo a su mantenimiento.

 

Visto 438 veces