Opengarden.es utiliza cookies para mejorar la experiencia de los usuarios. Al navegar en el sitio web estará consintiendo el uso de las cookies.
icono exit

Tu césped estará así de verde… (Parte I)

Seguro que alguna vez has observado alguno de estos males en tu césped. Y es que sus problemas son muy comunes, pero afortunadamente las diferentes formas de resolverlos también son muy fáciles de llevar a cabo. Pero más fácil aún sería el mantenimiento de un jardín si instaláramos césped artificial. No se requieren apenas cuidados, y mantiene un aspecto impecable y saludable durante todo el año. Toma nota si tu jardín sufre algunas de estas enfermedades:

 

-Zonas negras, abona lo justo: es importante mantener una proporción equilibrada de abono. Si al poco de abonar ves zonas ennegrecidas es porque has echado demasiado abono. No utilices un abono con mucho nitrógeno al final del verano porqué expondrás al nuevo crecimiento a graves daños por los fríos.

 

-Malas hierbas, arranca pronto: los hierbajos que crecen de forma espontánea en el centro de tu pradera la afean y hay que arrancarlos de inmediato, antes de que generen semillas, o usar un herbicida selectivo. Si vas a eliminarlas a mano, moja el día anterior el terreno para sacarlas con más facilidad y, si las raíces son algo más profundas, te puedes ayudar de una hazacilla o un escardillo.

 

-Calvas, realiza una resiembra: el pisoteo constante, la humedad excesiva, la falta de sol o la acción de los animales domésticos son las causas frecuentes de que aparezcan las calvas en el césped. Para resembrar, antes de dispensar las nuevas semillas, primero rastrilla la zona. Cubre con una fina capa de compost, aplica un abono regenerador y riega a continuación para humedecer el lecho de siembra.

 

Visto 310 veces