Opengarden.es utiliza cookies para mejorar la experiencia de los usuarios. Al navegar en el sitio web estará consintiendo el uso de las cookies.
icono exit

Un niño de cuatro años enferma si toca una brizna de hierba

Un niño de cuatro años enferma si toca una brizna de hierba

Este niño no puede jugar en el jardín, porque enfermaría si tocase una brizna de hierba.

Harley Noble, de cuatro años sufre de esquizencefalia, una rara forma de parálisis cerebral que provoca esta sensibilidad extrema.

Se calcula que solo 70 personas en el mundo padecen esta enfermedad de la que se conoce muy poco.

Harley Noble de cuatro años y su hermana, de tres. El niño sufre una parálisis cerebral que le impide hablar y caminar, además de una extrema sensibilidad a la hierba. Foto IBER-PRESS

El pequeño tiene una reacción extrema a la hierba que le impide disfrutar de los juegos al aire libre en el césped, aunque para que no sufra le han regalado uno artificial, según publica el ‘Daily Mail’ .

La esquizencefalia provoca que Harley Noble enferme físicamente al entrar en contacto con una sola brizna de hierba. Su enfermedad le impide caminar y hablar, aunque consigue comunicarse a través de un ordenador táctil.

La hermana, del norte de Gales, sufre una reacción similar con el pelo. Christina, la madre de Harley, ha contado al periódico británico que él “nunca ha podido jugar al aire libre en la hierba, aunque ahora que tiene un césped artificial y lo disfruta. “Le encanta jugar con su hermana Lily, de tres años y gatear por la hierba.

La madre del pequeño ha contado que “cuando tenía alrededor de un año de edad una niña puso una pocas briznas de hierba en la bandeja de su cochecito. Él hizo una mueca, y en pocas horas enfermó.

Esta sensibilidad se asocia con la parálisis cerebral, pero los médicos de Harley aseguran que nunca han visto una reacción tan extrema como esta.

Una empresa de Gales donó el césped después de conocer la difícil situación de Harley. “Ahora está muy bien con él. Se ve como la hierba real, pero no le hace daño. Antes ni siquiera podía usar su silla de ruedas en el jardín porque si la hierba le rozaba los pies o las piernas lo enfermaban”.

Visto 1923 veces